La mejora de la estética facial y de la cavidad oral es una de las mayores motivaciones para aquellos pacientes que deciden realizarse una Ortodoncia durante la edad adulta. No obstante, hoy en día, muchos de ellos todavía dudan sobre la idoneidad de someterse a este procedimiento después de haber pasado la infancia y la adolescencia.

 

La Ortodoncia no es un tratamiento exclusivamente para personas jóvenes, sino que es recomendable a cualquier edad. Las malposiciones y los problemas con la mordida pueden y deben ser corregidos independientemente del momento vital en el que se encuentre una persona. Si no existen riesgos de otro tipo, la única condición que hay que tener en cuenta para poder iniciarlo es gozar de una buena salud bucodental. Esto es, no padecer caries o algún tipo de complicación periodontal.

 

En nuestra clínica dental en Moaña, además, disponemos de una serie de métodos que permiten efectuar estas correcciones dentarias mediante los dispositivos más avanzados. Así, en nuestro centro contamos tanto con brackets de autoligado, que reducen los tiempos del tratamiento en varios meses, como con alineadores transparentes de Invisalign.

 

Ventajas de la Ortodoncia en adultos

La Ortodoncia durante la edad adulta permite no solo conseguir una alineación adecuada de la dentición y de los huesos maxilares, sino mejorar la salud oral del paciente. Los problemas relacionados con la maloclusión de la mandíbula pueden llegar a provocar patologías como los trastornos de la articulación temporomandibular, el desgaste inusual en algunas piezas dentales o incluso cefaleas, dolores dorsales y auditivos.

 

De la misma manera, una mala alineación de los dientes o un mal encaje entre la arcada superior y la inferior implican, en muchos casos, una higiene bucodental diaria deficiente. Los apiñamientos dentales impiden poder llevar a cabo una limpieza óptima de los espacios interdentales y pueden conllevar la formación de placa bacteriana. Esto, a su vez, puede ser el detonante del desarrollo de enfermedades periodontales como la gingivitis y la periodontitis.

 

A grandes rasgos, y de igual forma que durante la infancia y la adolescencia, los procedimientos de Ortodoncia en adultos mejoran la calidad de vida del paciente:

  • Permiten corregir la posición y la alineación de los dientes y, por lo tanto, favorecer la salud y la higiene oral diaria.
  • Implican la recuperación de la funcionalidad masticatoria, estética y fonética.
  • Posibilitan una mejoría en la autoestima, la confianza y la seguridad en uno mismo.
  • Impiden que se produzca un desgaste en la dentición.
  • Alivian las presiones en la articulación temporomandibular.
  • En algunos casos, incluso facilitan y benefician la digestión.

 

Si necesitas corregir las malposiciones y maloclusiones y crees que ha llegado el momento de dar el paso, en nuestra clínica dental en Moaña te ayudaremos a que consigas la sonrisa que siempre has deseado. Pídenos cita y evaluaremos tu caso de forma totalmente personalizada.