Las técnicas y tratamientos en Odontología cambian y evolucionan para ofrecer mejores soluciones a los pacientes. Y el tratamiento de ortodoncia no es una excepción. A la ortodoncia más tradicional formada a base de brackets y arcos, se suman ahora otras opciones como los brackes autoligables. La principal diferencia entre estos brackets y los tradicionales, es que su unión con los arcos es directa, y no requiere de ligaduras externas metálicas ni de gomas. Lo que tiene importantes ventajas, como verás a continuación.

Ventajas de los brackets autoligables

Lo primero que debes saber como ventaja de los brackets autoligables en Moaña y Cangas do Morrazo, es que la ausencia de ligaduras es muy beneficiosa para los dientes. La fuerza para moverlos se realiza a través de la memoria elástica de los arcos. Ni los dientes ni las encías sufren rozaduras ni otros problemas por su colocación, puesto que se reduce la fricción.

Por esta misma razón, la higiene bucodental resulta mucho más sencilla y cómoda, ya que este tipo de brackets retienen mucha menos placa bacteriana.

Por otro lado, existe la posibilidad de reducir el tiempo del tratamiento, ya que se requieren menos revisiones y ajustes del dispositivo durante todo el proceso. Esta disminución de visitas al dentista implica más tranquilidad para el paciente y también más comodidad.

Incluso se puede decir que este tipo de ortodoncia es más estética que otras opciones. Y existe además la posibilidad de mejorar la estética mediante los brackets de otros materiales que se ofertan en la actualidad. Como son los brackets de zafiro.

La inversión inicial para el paciente suele ser un poco más elevada que con otras opciones, pero desde luego compensa a la hora de disfrutar de todos sus beneficios y ventajas durante y después del tratamiento.

 

Si quieres saber más acerca de los brackets autoligables en Moaña y Cangas do Morrazo, te esperamos en nuestra clínica dental para hacer que vuelvas a mostrar tu mejor sonrisa lo antes posible.